Hugo Hernández

ALTAMIRA, Tam. – Pese a las restricciones de las autoridades de salud y municipales, algunos botaderos en la ciudad continúan trabajando clandestinamente; unos se quitan y otros se instalan.

Sin duda, la autoridad reconoce que la situación se registra derivado a la falta de empleo, que trajo la pandemia, sin embargo, también reconoce la importancia de que cumplan con las medidas sanitarias.

Al respecto, Silvia Rodríguez González, regidora y presidenta de la Comisión de Mercados en Altamira destaca que se tienen identificados dos puntos de venta en el fraccionamiento Canarios y Olivos, mismos que por varios meses han operado bajo ninguna restricción.

“Personal de la Coepris y de Mercados ha actuado, los a quitado en repetidas ocasiones, pero, nuevamente se colocan. Considero que es una burla lo que hacen”, citó.

El problema radica en la enorme concentración de personas que se reúnen, principalmente, durante las tardes de lunes a viernes y los fines de semana, donde no hay presencia del personal de sanidad, seguridad y del área de mercados de este ayuntamiento, por lo que es necesario activar un plan para poder tener el control sobre los dos botaderos.

Dijo que las medidas obedecen a que se corre el riesgo que la ropa no esté desinfectada o al estar en constante contacto, pueda ser causante el virus del Covid 19 y ocasionar un contagio.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí