Mariana López

VICTORIA, Tam.- Las vacaciones de Semana Santa generan bajas expectativas a los comerciantes establecidos, sostuvo el Director de la Federación de Cámaras de Comercio (Fecanaco), Abraham Rodríguez Padrón.

Señaló que debido a que el nuevo decreto sanitario establece que las playas y sitios turísticos aún no pueden tener un aforo como antes de la pandemia, esto redundarán en bajas ventas.

Recordó que la gente tendrá que reservar su acceso a la playa, a través de una aplicación, si no, se les negará, aunque venga de los estados vecinos de Coahuila, Nuevo León o San Luis Potosí.

“Si no trae ese QR que le van a enviar por correo, no puede ingresar, entonces, tendremos nada más un 30 por ciento de aforo en las playas”, estimando que serán alrededor de 800 mil personas, las que no podrán entrar a las playas de la entidad, luego que en 2019, se recibieron casi un millón 200 mil turistas a esos sitios de recreación en la temporada de Semana Santa.

“Ahorita estamos hablando de 400 mil y eso es una situación que nos repercute económicamente”, reconociendo que, mientras se tenga presencia de casos positivos al COVID-19, no se puede incrementar más la presencia de paseantes, “tampoco podemos lanzar las campanas al vuelo y que se vuelva a desarrollar el contagio”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí