Perla Reséndez

VICTORIA, Tam.- La pandemia del COVID-19 disparó las necesidades en los hogares tamaulipecos, obligando a incrementar los apoyos que se entregan, como los correspondientes al programa de Prevención y Atención del Trabajo Infantil (PANNARTI).

“El trabajo infantil se ha incrementado, derivado a que la mayoría de las familias requieren el apoyo también de los hijos en el sustento familiar y eso ha provocado en un incremento en los apoyos”, comentó la Directora del DIF Tamaulipas, Omeheira López Reyna.

En el caso de las becas PANNARTI, explicó que el incremento fue de casi el 60 por ciento, para que los menores puedan continuar sus estudios, “si es preocupante, pero también es un tema de economía en el país”.

Señaló que ha sido principalmente la situación de la pandemia, la que provocó que muchas empresas hicieran recortes de personal, detonando que familias en el país, presenten un incremento de carencias.

El programa PANNARTI atiende a más de 2 mil 500 niñas, niños y jóvenes de 20 municipios del estado y en sus cinco centros ubicados en los municipios de Altamira, Nuevo Laredo, Matamoros, Reynosa y Victoria.

Apuntó que se ofrece atención a esta población con beneficios que como, los estímulos económicos, clases de apoyo educativo y cultural, así como actividades deportivas, talleres de capacitación y salas de informática, entre otros.

“Tan sólo en este año, invertimos un promedio de 4 millones de pesos en temas de becas para niños, que se suma al tema alimentario, que está ligado al tema de apoyos escolares”, dijo López Reyna.

La titular del DIF Tamaulipas, apuntó que la idea principal de las becas PANNARTI, es que los niños tamaulipecos, no abandonen la escuela por ningún motivo, “mucho menos por tener que trabajar y ponerse en riesgo”.

Explicó que con este tipo de programas, se busca erradicar la deserción escolar a través de este tipo de becas educativas que se entregan al inicio de cada año escolar, para ayudar económicamente a las familias.

La Directora del DIF Tamaulipas, agregó que otro de los programa que también ha registrado un incremento es el de Adultos en Acción, que se otorga a los abuelitos, que hasta antes de la pandemia, se desempeñaban en diversos oficios como empacadores, guías turísticos, o vigilantes ecológicos en 22 municipios.

Para este año, el programa tuvo un incremento del 150 por ciento, incrementando de 400 a mil beneficiados con esta estrategia, que durante estos meses de contingencia también se les ha llevado hasta sus hogares apoyos

El apoyo se le otorga en forma bimestral, con la que se busca mejorar su calidad de vida y que le sea de apoyo para adquirir medicamento o destinarlo en lo que más necesiten.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí