Mariana López

VICTORIA, Tam.- La encargada de la dirección de la clínica de medicina familiar del ISSSTE, Daisy Arias Palomo, rechazó los señalamientos en su contra, por presunto maltrato al personal sindicalizado.

Explicó que ayer se enteró de las acusaciones que hacen algunas personas en su contra, sin que hasta este día exista una notificación oficial de parte del sindicato, para dar respuesta a las mismas.

Señaló que una vez que les fueron aplicadas las dos dosis de la vacuna anti COVID-19, existe una disposición del Gobierno federal, para que todo el personal se presente a laborar de manera inmediata.

“El decreto federal marca que los trabajadores de la salud, en este caso del ISSSTE, deben de presentarse a laborar con normalidad, una vez que ya recibieron las dos dosis de la vacunación”, dijo Arias Palomo.

Señaló que los horarios y áreas a los que deberá volver todo el personal, corresponde al que tenían, hasta antes de las disposiciones decretadas por la pandemia del coronavirus.

Recordó que se mantuvieron guardias y algunos pudieron desempeñar sus labores desde casa, por su situación de vulnerabilidad o porque el mismo trabajo que desempeñaban, así lo permitía.

Sin embargo, una vez que se aplicaron las dosis de la vacuna para contrarrestar los efectos de la enfermedad, es necesario que el personal se reincorpore a sus actividades, situación que ha inconformado, dijo, a algunos.

“Realmente no hay hostigamiento ni acoso, solamente se les ha dicho que se presenten, yo desconozco si hay conflictos con el área sindical”, mencionó la médico responsable de la clínica de medicina familiar.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí