Perla Reséndez

REYNOSA, Tam.- Luego de 49 días de ocurrida la masacre de 19 personas en una brecha del ejido Santa Anita en Camargo, fueron recibidos en el aeropuerto de Guatemala, los restos de las 16 víctimas de ese país.

Poco después de la media noche y custodiados por elementos de Fiscalía General de Justicia del Estado y Guardia Nacional, los féretros partieron del Semefo de Reynosa al aeropuerto internacional General Lucio Blanco, de donde partieron a la ciudad de Guatemala.

Entre las víctimas identificadas, se encuentran 12 de Comitancillo, una de Sipacapa y otra de Catarina, del Departamento de San Marcos, mientras que las otras dos víctimas son de Salamá, del departamento de Baja Verapaz en ese país.

Desde inicios de esta semana, servidores públicos del Gobierno de Tamaulipas y de la Fiscalía General de Justicia del Estado hicieron la entrega física y jurídica de los restos al embajador de Guatemala en México, Mario Búcaro Flores, en la ciudad de Reynosa, desde donde fueron trasladados los cuerpos.

En el aeropuerto internacional de la Aurora, fueron recibidos los restos de Marvin Alberto Tomás Tomás “El Zurdo”, Rubelsi Elías Tomás Isidro, Huber Feliciano Vázquez, Anderson Marco Antulio Pablo Mauricio, Leydia Ziomara González Vázquez, Edgar López López.

Paola Damaris Zacarías Gabriel, Dora Amelia López Rafael, Rivaldo Danilo Jiménez Ramírez, Élfego Roliberto Miranda Díaz, Iván Gudiel Pablo Tomás, Osman Neftalí Miranda Baltazar, Santa Cristina García Pérez, Brandón David García Pérez y Madeline Estéfani García Ramírez.

En el aeropuerto, en compañía de los familiares, el Presidente de Guatemala, Alejandro Giammattei Falla, hizo un homenaje póstumo a las víctimas y se guardó un minuto de silencio.

El mandatario nacional lanzó un mensaje a los traficantes de personas al señalar que se trabaja estrechamente con las autoridades de la región y con los cuerpos de seguridad de Guatemala, para ubicar, perseguir y desarticular a las bandas de criminales que se aprovechan de la necesidad de las personas.

“Los engañan, estafan y embarcan en un viaje oneroso y peligroso, no toleraremos que sigan delinquiendo y exponiendo la vida de los guatemaltecos”, señaló Giammattei Falla.

El Gobierno de Guatemala, decretó luto nacional por tres días por la muerte de sus connacionales y en señal de duelo, se izó la bandera nacional a media asta.

Este jueves, al embajador de Guatemala en México, Mario Búcaro Flores, acudió al ejido Santa Anita en Camargo, para colocar una ofrenda floral, guardar un minuto de silencio y agradecer a los vecinos, quienes hicieron un altar en el lugar de la masacre.

Los cuerpos de las víctimas fueron trasladados en caravana, hacia el municipio de Comitancillo en el departamento de San Marcos, donde se realizó una misa en el estadio de ese lugar, para realizar posteriormente el traslado a las comunidades de donde eran originarios.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí