Yahoo

INGLATERRA.- La reina Isabel II ha emitido un comunicado en la tarde de este martes para responder a las acusaciones de racismo lanzadas por los duques de Sussex contra un miembro concreto del palacio de Buckingham cuya identidad, sin embargo, se negaron a revelar para no poner en peligro su reputación e imagen pública.
Asimismo, la soberana ha querido reaccionar a otros muchos reproches lanzados por Meghan Markle y su nieto más querido durante la mediática entrevista que ambos concedieron a la afamada presentadora estadounidense Oprah Winfrey, quien se sobresaltó en más de una ocasión durante la conversación y, sobre todo, al escuchar de boca de la antigua actriz que en el seno de la monarquía se había mostrado inquietud por el color de piel de su hijo Archie o que incluso se le había negado ayuda psicológica para poder lidiar con sus “pensamientos suicidas”.
En el breve texto compartido hace escasos minutos, la monarca ha expresado sin ambages su “preocupación” ante el testimonio ofrecido por los duques, especialmente las denuncias referentes al supuesto racismo, pero también ha subrayado que todos estos asuntos serán tratados por la familia real de forma “privada” para evitar cualquier tipo de interferencia. Mientras tanto, Isabel II ha recalcado que Enrique, Meghan y Archie son y siempre serán miembros muy queridos de su familia.
“Toda la familia está muy entristecida tras conocer el alcance completo de lo desafiantes que han sido estos últimos años para Enrique y Meghan. Todos los temas tratados, especialmente en lo que concierne a la raza, son preocupantes. Aunque las versiones pueden variar, todas ellas serán tomadas muy en serio y serán abordadas por la familia de manera privada. Enrique, Meghan y Archie siempre serán miembros muy queridos de nuestra familia”, reza la nota emitida desde Palacio.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí