Perla Reséndez

VICTORIA, Tam.- Trabajadores de la salud de Victoria, Tampico y Matamoros, se unieron al movimiento nacional para exigir se les aplique la vacuna anti COVID-19, a todo el personal de salud.

Roberto Obregón Reyes, integrante de la asociación civil “Soy Médico 17”, dijo que son médicos privados y se sienten profundamente agraviados con el Gobierno Federal, por haberlos excluido de la aplicación de la vacuna anti COVID-19.

“Somos mexicanos y atendemos pacientes mexicanos y hemos estado en riesgo al atender a los pacientes con COVID, y créanme que para atender un paciente con COVID, se necesita bastante valentía”.

Comentó que su inconformidad es por la exclusión de la que están siendo objeto por parte de las autoridades federales, luego que, teniendo la oportunidad de ser inmunizados y aumentar sus defensas, se sienten tratados como mexicanos de segunda.

“Eso afecta nuestros derechos humanos porque si otros médicos fueron capaces de ser inmunizados, nosotros solo por dedicarnos a la medicina privada nos excluyen, nos parece una falta de respeto”.

Explicó que en Victoria, son más 300 médicos privados, que se encuentran en esta situación aunque la cifra podría llegar a los mil entre enfermeras, químicos, personal de limpieza, entre otros, “estamos arriesgando la vida y que se nos haga esto, nos lastima profundamente”.

Obregón Reyes comentó que al ser los médicos de primer contacto, también están expuestos a la enfermedad e incluso se han registrado fallecimientos de integrantes de este sector.

“Hacemos la petición al gobierno Federal para que nos considere como un sector gravemente afectado, no estamos en contra de que vacunen a nadie, que vacunen a maestros ni a los servidores de la nación, pero creo que debemos estar entre los primeros en ser vacunados, por el alto riesgo que conlleva nuestra profesión”, señaló.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí