Víctor Torres
ALTAMIRA, Tam. – El insulto de los padres de familia, aunado a la exigencias y presión escolar, son algunas de las causas por las cuales niños y adolescentes han sufrido en los últimos meses, decidiendo en ciertas ocasiones autodañarse.
Por consiguiente, uno de los síntomas que los padres de familia deben atender entre sus pequeños hijos para evitar agredirse así mismos, es el aislamiento, signo de depresión y que puede desencadenar una tragedia
Al respeto, María Luisa Farias, especialista en el tema adolescente, mencionó que crece de forma alarmante entre niños y jóvenes una tendencia suicida, ocasionada principalmente por dos factores, el estrés por la carga de actividades escolares y la presión de algunos padres de familia, quienes, con el afán de mejorar el desempeño de sus hijos, los insultan durante el horario de clases.
Y es que, desafortunadamente esta semana en territorio tamaulipeco, en cifras, por lo menos 15 personas, entre jóvenes y niños han atentado contra su vida, mientras el caso de suicido de un menor de 12 años por la carga de trabajo en su escuela, tan sólo es uno de tantos casos de riesgo que diario no salen a la luz pública.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí