Víctor Torres

ALTAMIRA, Tam. – De no llover en las próximas semanas, productores agrícolas y ganaderos de la región comenzarán a resentir gravemente los efectos de la falta de agua; un cincuenta por ciento están secas.

Guillermo Arechiga Velasco, director de Agricultura, Ganadería y Pesca en Altamira hizo de manifiesto que, de las 700 presas que existen registradas en la ciudad, más del 50 por ciento se encuentran secas y la otra mitad solo cuentan con un 20 por ciento de capacidad.

Sin duda, menciona que es un escenario que podría desencadenar una seria crisis en el campo de la región, no sólo por la falta de producción agrícola, sino también ganadera y pesquera.

Menciona que han realizado un recorrido por las zonas más afectadas, con la intención de conocer el estado en que se encuentran y buscar mecanismos, que permitan apoyar a los productores sociales.

Sin duda, lo más importante, es que existieran lluvias en la zona, pues, ello, permitiría que las presas se recuperen y con ello, también el pasto, principal alimento de los animales.

Aun cuando no se ha reportado a la autoridad problema de ganado muerto, la autoridad podría arrancar en breve con el programa de traslado de agua en pipas en zona rural, para abastecer los abrevaderos, infraestructura vital

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí