Francisco Medina

VICTORIA, Tam.- Con una labor coordinada entre los tres niveles de gobierno, en el plan piloto de regreso a las aulas, se privilegiará el derecho a la salud y se garantizará que los planteles escolares cuenten con agua potable suficiente para cumplir con todas las medidas y condiciones sanitarias, afirmó el jefe de la Oficina de la Secretaría de Educación Pública Rafael Flores Mendoza.
El funcionario federal destacó que se dará la colaboración para que con recursos federales y estatales se puedan poner en funcionamiento nuevamente las escuelas en la entidad.
Los recursos federales, detalló, vienen del programa ‘La escuela es Nuestra’ y que a nivel estado superan los 150 millones de pesos; “más lo que pueda poner el Gobierno del estado y los ayuntamientos”.
“Ya estamos en coordinación desde la Comisión Nacional del Agua, los ayuntamientos, el Gobierno del Estado, el Gobierno federal para garantizar que haya agua suficiente para el lavado de manos, inclusive si es necesario con el traslado de pipas, con tinacos”.
Flores Mendoza hizo énfasis en señalar que la prioridad es dar cumplimiento y contar con los medios para garantizar las medidas sanitarias.
“Lo vamos a hacer con gel antibacterial cuando no se pueda llevar agua corriente, pero lo importante es garantizar todas las medidas y condiciones higiénicas para que se dé un regreso a clases seguro, antes del derecho a la educación está el derecho a la salud, entonces tenemos que conjuntar esos derechos”.
Por último, el funcionario federal señaló que a nivel estado son menos del ocho por ciento de las escuelas donde se presenta dicha problemática.
“Es donde vamos a iniciar sobre todo en las escuelas multigrado, son diez o 15 alumnos en comunidades apartadas de las cabeceras municipales pero vamos a estar atendiéndolas con esta estrategia de poder acercar agua con pipas o con tinacos”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí