Víctor Torres

ALTAMIRA, Tam. – Las lluvias han sido positivas para la tierra, después de varios meses de no registrarse, pues, permite que los campesinos trabajen la tierra para el siguiente ciclo de cosecha.

José Enríquez Reyes, presidente del Comité Municipal Campesino de Altamira, informó que se han registrado unas seis pulgadas de agua, que no son suficientes, pero sirve para la crecida del pasto para los animales.

Asimismo, agrega que otra de las condiciones es que empiezan los productores a trabajar la tierra para el siguiente periodo primavera- verano, que es soya y hortalizas.

Sin duda, que lamentablemente la cantidad de hectáreas ha disminuido en comparación a años atrás, pues anteriormente se sembraban 30 o 35 mil hectáreas, hoy, solamente se logran entre 20 y 25 mil.

“Esperamos que las lluvias continúen registrándose de manera paulatina, ya que nos permitiría tener una siembra segura y de calidad”, citó.

Aunque, también considero importante que el nivel de la laguna aumente, pues, se necesita para la actividad de pesca y por ende, el abastecimiento de la población del vital líquido.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí