Víctor Torres

ALTAMIRA, Tam. – Lo que anunciaron los comerciantes desde hace semanas atrás, se registró, la inundación de los negocios, debido a la pésima obra que realizó el Gobierno del Estado sobre la calle Hidalgo de la zona centro.

Las precipitaciones pluviales que se registraron en la mañana de este miércoles en el Sur de Tamaulipas originaron que el agua se introdujera a casi todos los locales que se encuentran sobre la arteria, afectando alguna mercancía que se encontraba exhibida.

De acuerdo a lo expuesto desde hace meses, por el presidente de la Cámara Nacional de Comercio Luis Pinete, la solución de las banquetas era inmediata, en virtud a que la empresa contratista, únicamente optó por construir la mitad de la misma, la otra parte, está completamente destruida.

“El agua se metió por completo, la gente estaba barriendo, lo que hicimos varias personas, ayudarlos para barrer el agua”, comentó una de las empleadas de un establecimiento de artículos.

Hizo referencia que habían enviado unas cartas a los responsables de los trabajos, por el riesgo: “las pérdidas son diversas, no es posible que el Gobierno haya construido una obra de pésima calidad”, externó la encargada.

Los comerciantes, exigen a las autoridades una solución inmediata al problema, pero, también asuman la responsabilidad del pésimo trabajo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí