Perla Reséndez

VICTORIA, Tam.- Una orden de aprehensión girada por un juez, a petición de la Fiscalía General de la República, desató ayer un intenso debate sobre los alcances del fuero del gobernador de Tamaulipas, Francisco García Cabeza de Vaca. quien por la noche reiteró que se defenderá, y acusó el uso de la justicia para amedrentar a los opositores.

“En evidente violación a la presunción de inocencia y a las garantías del debido proceso, tengo conocimiento de que se ha girado orden de aprehensión en mi contra, a pesar de que el Congreso de Tamaulipas y la Suprema Corte de Justicia de la Nación han determinado que se mantiene vigente e intocable la protección que otorga la Constitución General de la República a un Gobernador de un Estado Libre y Soberano”.

Al cierre de esta edición, la Fiscalía General de la República no había informado, ni dado más detalles sobre la orden liberada, A través de su cuenta oficial de redes sociales, el gobernador recordó que en reiteradas ocasiones, incluso a través de juicios de amparos, ha solicitado conocer y comparecer a la carpeta de investigación, tal y como lo hizo durante el procedimiento de declaración de procedencia que la mayoría en el Gobierno “enderezó perversamente en mi contra”.

Acusó de no dejarlo defenderse. “Ahora violentan la decisión de un Congreso soberano y, peor aún, desoyen una determinación judicial del máximo Tribunal del país”. “Los motivos políticos son evidentes. Se usa la justicia para perseguir y amedrentar a los opositores y a los ciudadanos críticos a la gestión del Gobierno y de su partido, sobre todo cuando la preferencia electoral de los ciudadanos va en franco declive”.

García Cabeza de Vaca, dijo que no es casualidad que la existencia de la orden de aprehensión se hubiese difundido en primera instancia por militantes del partido en el Gobierno. “Esto sólo significa que la decisión de proceder en mi contra se tomó en Palacio Nacional”. Y agregó, “como lo he hecho desde que esta andanada política y mediática inició, me defenderé frente a estas falsas imputaciones”.

El mandatario estatal dijo estar consciente de que el piso no es parejo y que la ley ha quedado sepultada por el capricho. “La Constitución no protege a la persona, sino a la función que un servidor público democráticamente electo desempeña.

Nuestra ley fundamental garantiza que la responsabilidad que otorgan los ciudadanos a través de las urnas, no sea revertida arbitraria y discrecionalmente para mandar mensajes de miedo o de intimidación”. “El pueblo libre y soberano de Tamaulipas me trajo hasta aquí.

Defenderé hasta el límite de mis fuerzas su veredicto. Este país no es la Nación de un solo hombre. México nos pertenece a todos”.

DISCUSIÓN A FONDO

La orden de aprehensión que habría liberado un juez del Estado de México despertó una intensa discusión Esto, por – que según especialistas en la materia, se estaría pasando por encima de la determinación de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, que al desechar la controversia constitucional del Congreso del Estado, había definido que el mandatario mantenía su inmunidad procesal.

Por la tarde, el primero en confirmar este procedimiento jurídico fue Ricardo Monreal, coordinador de la bancada de Morena en el Senado, quien aseguró que en el estado hay una crisis constitucional, porque el Legislativo local se negó a nombrar un gobernador sustituto.

En sus redes sociales pidió actuar “con tolerancia y respeto”. Sin embargo, la orden de aprehensión girada por un juez federal fue cuestionada por diversos juristas y políticos. La Asociación de Gobernadores de Acción Nacional (GOAN) utilizó sus redes sociales para exigir que se acate la determinación de la Suprema Corte de Justicia.

“Ningún actor o poder público puede situarse por encima de la Constitución. Las mayorías no deben usarse bajo la tentación autoritaria de hacer de las leyes trajes a la medida. Hacemos un llamado enérgico para que se acate de inmediato el mandato de la @SCJN”, publicaron.

En el mismo sentido se pronunció el abogado penalista Francisco Burgoa, quien explicó que en “el mundo del deber/ser, no se puede detener a un funcionario que tiene fuero, en ese mundo no debiera de ocurrir, pero en este presente no importa la Constitución y las leyes”.

El abogado recalcó que no se está respetando la decisión del Congreso de Tamaulipas: “Por el solo hecho de tener fuero, Francisco Cabeza de Vaca debería obtener su libertad. NO estamos absolviendo alguna culpa sobre él, solamente asegurando que no se le puede detener debido al fuero”.

Hasta ayer por la noche el presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso de Tamaulipas, Gerardo Peña, no se había pronunciado al respecto.

Al mediodía de este jueves está programada una sesión pública ordinaria; se desconoce si el tema será abordado en el Pleno.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí