Víctor Torres

ALTAMIRA, Tam. – Inconformidad contra la delegación de Tránsito y Vialidad, debido al operativo grúa vigente entre otras situaciones, a la que los comerciantes y choferes califican como un abuso.

Entre los múltiples afectados se encuentra el comercio establecido, quienes se ven impactados de forma negativa en sus finanzas debido a que los compradores tienen miedo de estacionarse en un sitio prohibido y que sus unidades sean arrastradas por la grúa y tengan que pagar casi 2 mil pesos por multa.

Luis Pinete, presidente de la Canaco hizo mención que las autoridades deben ser flexibles, debido a que están presentando un serio problema con las ventas y ahora con el operativo grúa, pues ahuyentan a los clientes.

Por su parte la autoridad en Altamira menciona que el operativo grúa jamás fue suspendido como muchos pensaban, por lo que hacen el llamado a los automovilistas para que eviten estacionarse en doble fila o lugares prohibidos, que para este último tema, asegura va a proponer a la delegación de tránsito pintar señales de restricción en diversos puntos sobre la plaza principal para que los choferes identifiquen las áreas de restricción.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí