Víctor Torres

ALTAMIRA, Tam. – Durante las últimas semanas se han recibido alrededor de 50 quejas de padres de familia por el cobro indebido de cuotas, por lo que las autoridades educativas deben actuar en consecuencia.

Al respecto, Fredy Torres Mar, representante de la Asociación Civil “Gestores Productivos Comunitarios” de Altamira, informó que han recepcionado varias quejas contra directores y asociaciones de padres de familia, debido al condicionamiento de documentos de los menores de edad.

Explica que ambas partes (escuela y asociación) continúan negando los documentos a los padres, en caso de tener algún adeudo con la escuela con respecto a las cuotas o como le dicen “aportación voluntaria”.

Manifiesta que han externado la problemática a las autoridades educativas de la zona, pero, hacen caso omiso a la situación.

“Es algo que no es bien visto, porque la situación actual, es complicada y carecen de los recursos”.

Sostiene que hay escuelas que aplican hasta 950 pesos de “cuota”, lo que es un problema para los padres, pues, no cuentan con el dinero: “no se les ablanda el corazón a los directores. Deben hacer acordes a las posibilidades de las personas”.

Y es que, en muchos de los casos se desconoce el destino de los recursos, ya que, al año próximo pasado, las escuelas recibieron la aportación, sin embargo, las instituciones se encuentran en deplorables condiciones.

Por ello, rechaza que se encuentren cobrando las aportaciones, más aun, porque los padres de familia están batallando económicamente.

Urgió la intervención de las autoridades estatales, ya que las locales, se niegan atender el llamado de la sociedad.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí