Perla Reséndez
NUEVO LAREDO, Tam.- No todas las familias de las 27 víctimas de desaparición forzada en Nuevo Laredo durante el 2018, están de acuerdo con la disculpa pública ofrecida este martes por la Sedena, Gobierno de Tamaulipas y Nuevo Laredo.
Jessica Molina Rodríguez, representante de las víctimas, señaló que pese a ello, todas las familias están unidas en la misma causa para exigir justicia y respuestas.
“Nuestra principal meta es saber el paradero de nuestros seres queridos han pasado ya tres años desde que esta pesadilla comenzó”, señalando que las reuniones no tuvieron fruto y uno más, desapareció en el cierre de campaña del alcalde Enrique Rivas.
Aún quedan temas inconclusos, señaló, como el caso de Miguel Ángel Rodríguez Frayde, quien desaparición el 18 de abril y por el que la Fiscalía General de la República (FGR) no ha considerado.
“Espero que con esta disculpa, cese la campaña de desprestigio que hay en contra de nosotras, en especial de Raymundo, el que más ha tenido que aguantar las calumnias hacia su persona”, señaló.
Ante la presencia de familiares y víctimas sobrevivientes, la Secretaría de Marina ofreció una disculpa pública, por las 27 desapariciones y ejecuciones extrajudiciales en Nuevo Laredo en 2018 y por la que 30 marinos fueron detenidos.
“Sabemos que ninguna palabra que hoy aquí se diga, podrá redimir el perjuicio de que han sido objeto las víctimas, pero estamos claros que esta es la ruta hacia una verdad que las dignifique, además de que brinde consuelo, atención y apoyo a los afectados, en lo que a nuestra institución compete”, señaló el Contraalmirante Ramiro Lobato Camacho, titular de la Unidad de Promoción y Protección de los Derechos Humanos de la Secretaría de Marina (Semar).
Esta disculpa pública se llevó a cabo en la plaza Primero de Mayo en esta ciudad, en seguimiento a la recomendación 36VG/2020, emitida por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos.
“Esta institución del estado mexicano, lamenta profundamente la situación por lo que se compromete a continuar colaborando ampliamente con las autoridades, así como agotar todos y cada uno de los recursos necesarios en el ámbito de nuestra competencia, implementando las medidas hacia el pleno acceso a la justicia, por el bien de México”, señaló el mando militar.
Octavio Amezcua, representante de la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, comentó que la acumulación de casos de desapariciones forzadas y ejecuciones que desembocaron en la recomendación 36VG/2020; configuran una situación de “extrema gravedad” por la naturaleza de la violación y las numerosas víctimas.
“Las desapariciones son un componente extendido de la violencia en México y son particularmente graves, cuando este tipo de crímenes son el resultado de la acción de agentes del Estado, cuando el responsable es el ente encargado de protegernos”, dijo, haciendo un llamado a las autoridades para reanudar la búsqueda de los desaparecidos.
Por su parte, Rosalba del Carmen Zarate, titular de la Unidad de Seguimiento de Recomendaciones de la CNDH, señaló que en la llamada guerra contra el crimen organizado, México sufrió una escalada en los índices delictivos de violencia.
“También de violaciones a derechos humanos a manos de los agentes del Estado, entre las que figuran con particular gravedad, aquellas consistentes en tortura, detenciones arbitrarias, ejecuciones extrajudiciales y desapariciones forzadas”.
Recordó que de los casos que se reportaron entre febrero y mayo del 2018 y por los cuales se realizaron investigaciones, en 12 casos, las personas desaparecidas fueron encontradas sin vida, a horas o días posteriores a su detención o privación ilegal de la libertad.
“En dos casos más, las personas que se informó, fueron liberadas, localizadas con vida en los días posteriores a su detención, señalaron como responsables de su detención a elementos navales”, agregando que 13 víctimas más, aún continúan en calidad de desaparecidos.
El Subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración, Alejandro de Jesús Encinas Rodríguez, señaló que todos los órdenes de gobierno, deben asumir la responsabilidad para garantizar el ejercicio pleno de los derechos humanos en el país.
“Refrendo la voluntad del Estado mexicano de cumplir con su deber de reparar integralmente a las víctimas, buscando una acción coordinada con todas las autoridades involucradas”, señalando que además se debe garantizar la no repetición de hechos como los del 2018 en Nuevo Laredo.


Asistieron además, Rodolfo Monroy Velázquez, Coordinador de Asesores de la Secretaría de Seguridad Pública de Tamaulipas y José Ramón Iván Flores, Secretario del Ayuntamiento de Nuevo Laredo, en representación del alcalde, quienes también tomaron la palabra al ofrecer disculpas a las víctimas.
Al iniciar el evento, se guardó un minuto de silencio a petición de las víctimas, en memoria del Almirante Hilario Durán Tiburcio, fallecido el 15 de junio, en agradecimiento por la disposición y apoyo en las reuniones con familiares de desaparecidos.
El 21 de abril del 2020, la Semar aceptó la recomendación 36VG/2020, emitida por la Comisión Nacional de Derechos Humanos por la desaparición de 27 personas en Nuevo Laredo.
El 9 de abril del 2021, la FGR ejecutó orden de aprehensión en contra de 30 elementos navales como presuntos responsables de la desaparición y/o ejecuciones extrajudiciales de 27 personas entre febrero a mayo del 2018 en Tamaulipas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí