Víctor Torres

 ALTAMIRA, Tam. – Padre e hijo que fueron atacados por un cocodrilo en el fraccionamiento Santa Elena de Altamira, recibieron apoyo en medicamentos y atención médica por parte del alcalde electo Armando Martínez Manríquez.

Fue el domingo 4 de julio cuando el pequeño de 10 años de edad y su papá fueron mordidos por un cocodrilo que se encontraba en el terreno que colinda con el patio trasero de su hogar.

Tras el ataque y debido a que son una familia de escasos recursos, sin acceso a seguridad social no acudieron a alguna unidad médica, por lo que la herida del padre empezó a infectarse.

Fue la propia familia quien buscó el apoyo del alcalde electo Armando Martínez, solicitud que fue atendida de inmediato recibiendo la atención médica necesaria ante la herida de varios centímetros que sufrió en su pierna aunado a que le fueron proporcionados los medicamentos que necesitan ambos.

Así mismo, fue buscada la vacuna del toxoide tetánico ya que no se encontraba disponible en las unidades públicas de salud para aplicársela al padre de familia.

Martínez Manríquez se comprometió a seguir atendiendo a esta familia dando seguimiento médico hasta que sane sus heridas.

Los hechos se registraron en el patio de una vivienda de interés social, de la calle Albatros del citado fraccionamiento, que colinda con el ejido El Contadero, de donde se presume salió el cocodrilo que atacó al menor y a su padre.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí