Firmas

Apuntes

Aumentará la xenofobia y la discriminación

David Dorantes

Ya había advertido desde el 26 de marzo cuando conversé con Jorge Aguilera hasta Bogotá, Colombia, experto en comunicación de crisis –además, el más experimentado en latinoamérica-, quien avizoraba desde ese momento que vendría una exacerbación del sentimiento nacionalista en todas las regiones del continente, algo que los recientes acontecimientos dejan en claro que aumentará la xenofobia y la discriminación.

El desgaste del modelo económico neoliberal, sumado al exceso de información en internet (infoxicación) trajo por consecuencia que se agravarán las brechas sociales de muchas regiones del mundo, ahora incluyendo otro ingrediente más por el crítico panorama que está causando el virus SARS-CoV-2, cada día aumentan los puntos de ebullición social manifestándose de diversas formas de expresión que van desde lo interpersonal, hasta lo colectivo; por ejemplo: las protestas en Estados Unidos.

Jorge Aguilera en esa conversación provocó a la reflexión desde la óptica de Milton Friedman “Como se va a incrementar el clasismo, hay que construir un nuevo acuerdo social o entraremos a un capitalismo suicida”. Por infortunio los gobiernos nacionales no se han sentado para repensar el escenario social tan convulso ocasionado por el COVID-19, pese que desde el 12 de mayo se pronunció Human Rights Watch sobre esto, apuntalando lo que dijera el 8 de mayo Antonio Guterres, secretario general de la Naciones Unidas “la pandemia sigue desatando una oleada de odio y xenofobia, buscando chivos expiatorios y fomentando el miedo”.

Ya no sólo hay ataques discriminatorios contra los asiáticos, incluso ya se registran contra negros como el caso de George Floyd, llegando hasta regiones tan remotas contra los indígenas del Amazonas en la comunidad Awá Guajá. En los últimos tres años me he especializado en antropología social, por lo que detecto principalmente tres vectores que detonan el humor colectivo de una comunidad, región o entidad:

  1. Narrativa polarizante

La masificación normalizada de la narrativa polarizante, asentada y/o promovida desde los gobiernos centrales de un país, es el primer elemento que motiva a la opinión pública. Por ejemplo, en Estados Unidos, México, Brasil y Argentina.

  1. Desplazamientos humanos

Cuando dentro de una sociedad hay presencia de grupos desplazados de otras regiones, del mismo estado o país, con mayor razón de otros países, es el segundo elemento que motiva un sentimiento social adverso de la comunidad “afectada”. Por ejemplo, en México los indígenas tarahumaras desplazados por el crimen organizado o la presencia de africanos en las fronteras con Estados Unidos.

  1. Prejuicios clasistas

Asumir el sentimiento de pertenencia de un nivel social determinado, cuando existe una sensación de pérdida por invasión de otro nivel, es el tercer elemento que motiva a la reacción negativa. Por ejemplo, en México cuando construyen una colonia de interés social para obreros cerca de un fraccionamiento privado.

Aumentará la xenofobia y la discriminación cómo sucedió después de la Gran Depresión de 1929, cómo aconteció después de los atentados a las torres gemelas de Nueva York el 11 de septiembre de 2001, cómo cuando escasea el empleo, dinero y oportunidades.  ¿Y tú, qué opinas?

www.daviddorantes.com

David Dorantes es conferencista, coach y consultor en comunicación.

Tiene Premio Nacional de Periodismo, Premio Trayectoria en Comunicación por el Senado de México, es Becario del Departamento de Estado en Estados Unidos con cobertura en Washington de las elecciones de Barack Obama

Articulos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Le puede interesar
Close
Back to top button