¿Dónde están?Destacadas

Falta de información agrava crisis forense en Tamaulipas

Perla Reséndez

VICTORIA, Tam.- Para enfrentar la crisis forense que se tiene en el país, las autoridades enfrentan retos como la creación de bases de datos que estén interconetadas, señaló la Fiscal Especializada en la Investigación de los Delitos de Desaparición Forzada en Tamaulipas.

Al participar en la “Conferencia internacional: hacerle frente a la crisis forense, Elizabeth Almanza Ávalos, señaló que pese a todos los esfuerzos que se han realizado de manera institucional, no se han logrado tener las identificaciones de víctimas como se quisiera.

En el caso de Tamaluipas, señaló que se cuenta con bases de datos, tres centros de resguardo para albergar mil 500 cuerpos, dos grupos interinstitucionales para la identificación forense, un centro de ientificación humana a punto de inaugurarse, “y aún así no identificamos personas en el número que queremos hacerlo”, reconoció.

Recordó que en 2018, para tratar de hacer frente a la problemática en la entidad sobre las desapariciones, se pidió el apoyo de la fundación de antropoligía forense de Guatemala y la GIZ para el primer proceso de exhumación masiva que se llevó a cabo en Miguel Alemán y lograr identificar a las víctimas que se encontraban en fosas comunes.

“Hemos trabajado desde aquel entonces en construir un procedimiento con un enfoque masivo que ha constado trabajo porque las condiciones para hacerlo, han sido bastante complicadas”.

Explicó que la principal problemática que se tiene es la falta de información, “no basta tener datos forenses, “hay que tener toda la información de los cuerpos, tener estadísticas de las víctimas, información contextual de los fallecimientos”.

Así como tener los datos individualizantes que se obtienen a través de pruebas periciales y poder compararla con otra información para poder dar nombre y rostro a las víctimas.

“Tenemos que generar bases de datos para hacer las comparaciones y que esten debidamente interconectadas y que es la que nos va a permitir hacer identificaciones”, explicó.

Explicó que en la entidad se han realizado cinco procesos de exhumación masiva con 376 cuerpos recuperados, los que ya cuentan con todas las pruebas periciales, de acuerdo al protocolo internacional.

Señaló que con apoyo del Comité Internacional de la Cruz Roja y otras organizaciones, se ha logrado conformar un grupo multidisciplinario para la identificación, mismo que integran 27 peritos, “y en este año tenemos ya entrenados, en miras para crear otro grupo multidisciplinario de 12 peritos más para la zona de la frontera”.

Apuntó que con la información hasta antes del 2016 contenida en averiguaciones previas de personas fallecidas, se ha conformado una base de datos que se ha ingresado a la base nacional con información biométrica.

Almanza Ávalos agregó que se tienen mil 682 registros ya en la base de datos que administra la FGR y una base de datos interna que se habilitará como parte del proyecto regional de la Comisión Nacional de Búsqueda (CNB) o el nacional de la FGR con 2 mil 352 registros.

Reveló que se han conformado bases de datos por proyectos específicos, donde se incluyen huellas dactilares, para lo que se proporcionó una capacitación con la Cooperación Alemana al Desarrollo Sustentable (GIZ).

Destacando el convenio con el INE, lo que ha permitido engrosar la base de datos en cuanto a las huellas dactilares que sirven también para la identificación de víctimas y se está conformando una base de datos biométrica de personas desaparecidas.

“Las huellas de 700 cuerpos se compartieron con el Instituto y nos regresaron alrededor de 200 hipótesis de identificación de las que hicimos pruebas periciales y todas fueron ratificadas”.

Expicó que a partir de esa información, lo que sigue es verificar en dónde se encuentran esas personas fallecidas, sea en algún servicio médico forense, alguno de los centros de resguardo o una fosa común, para lo que se hace una prospección antropológica, en cuyo caso hay que realizar las pruebas periciales.

“Estamos trabajando en una base genética, donde tenemmos 26 mil 481perfiles de los que 18 mil 704 corresponden a muestras diferenciales, porque lo que más nos hace falta es información de las familias en el caso de Tamaulipas”.

Sin embargo, señaló que el contexto de movilidad en la entidad, en ocasiones ha ocurrido que se tienen identificadas a víctimas, pero hace falta información de los familiares para entregarlos, esto porque en ocasiones también son víctimas de los que no se tienen alguna denuncia.

En la conferencia a la que asistió Morris Tidball-Binz, relator especial de la Organización de las Naciones Unidas y señaló que la crisis forense en México se agudizó en los últimos 20 años, propuso la necesidad de crear una Comisión Nacional de Coordinación Forense, que en otros países ha dado buenos resultados, además de una plataforma común para tener la información para todas las autoridades.

Articulos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button