Firmas

Tiempos de Guerra

Tiempos de Guerra

Chano Rangel

Cuando los amigos se empiezan a ir

Han pasado ya muchos años, 3 décadas desde que tuve la oportunidad de conocer en ese tiempo, a un hombre que, llamo la atención al bajar de una camioneta Chevrolet, doble cabina color arena, si más no recuerdo, las características eran que, ese personaje media unos 2.15 metros de estatura, algo poco común para nuestros estándares en México.

El peso de este personaje era de unos 150 a 160 kilos, robusto para una persona de estatura baja, pero en su caso, esto daba una impresión más fuerte al personaje; incluso para algunas personas daba miedo, cuando este daba algún regaño, aseguraban, nunca tuve ese episodio en estas 3 décadas de amistad.

La cita se da allá por calle sexta, en contra esquina del famoso Café San Ángel, conocido por sus bísquets con mantequilla y su exquisito café, ahí en esas oficinas, estaba la coordinación de la entonces subdelegación de “Solidaridad” y el titular era alguien que a la postre fue alcalde de Matamoros y luego gobernador de Tamaulipas.

Una vez terminado el acto, ahí me lo presentaron, si era alto, me sentí como enanito, a su lado, y viendo el peso y estatura, ahí conocí a Mario Zolezzi, y desde ese día siempre tuve una amistad sincera y abierta, a pesar de la diferencia de edades, era yo un joven de apenas unos 17 años.

Desde ese momento, se dio una sinergia y trabajamos en muchos proyectos juntos, en esa contienda participe como camarógrafo, en la insipiente entrada en juego de campañas electorales, tenía 2 0 3 años Televisa Noreste, de haber llegado a la ciudad. En esa contienda el ingeniero, como le decían también, estaba por el lado electoral, y produjimos algunos videos para invitar al voto a la ciudadanía, hecho que permitió aun servidor estrechar más la amistad de Mario. Al que siempre de cariño le dije jefe.

Así fue, después de eso, el ingeniero llegó a ocupar la dirección de tránsito, la secretaria de seguridad pública, y después la Junta de Aguas y Drenaje, desde donde se trabajó y se llegó a un buen fin, de un legado para los matamorenses, el Proyecto Integral de Agua y saneamiento para Matamoros, obra magna que cuenta y sigue su marcha, para darle mejor calidad de vida a los ciudadanos, la inversión ha sido histórica, 420 millones de dólares, y que aún se siguen ejerciendo en alguna de sus etapas.

Colabore de manera estrecha con el ingeniero, el como gerente de la JAD y yo como productor de la imagen, que se presentaba al Banco de Desarrollo de América del Norte, hasta que la política, lo volvió a llamar como candidato, a la alcaldía de la ciudad. En esa contienda las vivencias no se olvidan, lo mejor fue que el candadito gano y fue recibido con júbilo por sus seguidores, que aun después de retirarse de la política lo seguían viendo con aprecio, cariño y respeto.

Mario Zolezzi, siempre llevo una vida sobria, sin sobresaltos, la gente lo respetaba, después de terminar su periodo de alcalde, nunca fue cuestionado, siempre vivió en su casa de Matamoros, y seguía acudiendo a los cafés, hasta donde la gente lo saludaba de manera alegre; un servidor, era visitante frecuente, disfrutábamos del gusto por la cocina y cocinar era una de sus pasiones, y una de las mías aun. Largas platicas y muchos consejos, fue mi amigo, maestro, consejero y jefe, como le decía de cariño, hoy a partido, con el gran arquitecto del universo, su partido duele, pero la vida es así, como él siempre lo decía. Amicissimo memoriam

Al tiempo.

 De Aquello y lo demás.

En otro orden, los agricultores de Tamaulipas, sobre todo del norte, mantuvieron cerrada la carretera Matamoros-Reynosa, para exigir al gobierno el trato justo por su trabajo, que los precios y garantías para las cosechas se restablezcan.

Parece ser que el gritaron al aire, nadie los oye, nadie los atiende, salvo el secretario general de gobierno de Tamaulipas, Cesar Augusto Verastegui Ostos, y algunos alcaldes de las ciudades agrícolas por excelencia.

Sin embargo parece ser que los apoyos en Tamaulipas, si llegan pero para los huevones, no para gente del campo, la que realmente trabaja, esa no, solo para los que hacen el compromiso de votar el 2021, esos si reciben su beca y su dinero contante y sonante, aunque de producir ni hablar.

La tregua de los agricultores, se dará hasta la siguiente semana, pero déjeme decirle, que la respuesta es casi la misma, No hay, para ustedes.

chanorangel@live.com.mx

Articulos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Le puede interesar
Close
Back to top button