Sin categoría

Las cinco mentiras que todos decimos sobre los perros

El Confidencial

CIUDAD DE MÉXICO.- El mejor amigo del hombre tiene hasta un día: el 21 de julio se celebra el día mundial del perro desde 2004, con el fin de darle visibilidad, pues ha evolucionado fielmente a nuestro lado, y que en muchas ocasiones es maltratado, castigado o abandonado. Una buena manera de celebrar esta jornada es adoptando, pues la Real Sociedad Canina de España (RSCE) denunció hace poco que el abandono de perros ha aumentado un 25% desde el inicio de la desescalada. Un repunte alarmante, puesto que nuestro país ostenta el deshonroso título de ser uno de los que más abandono de animales registra en Europa, (cerca de 140.000 perros y gatos cada año).

Los canes son nuestros amigos más fieles, y, sin embargo, aún hay dudas que responder acerca de su origen, pues no se sabe por qué o precisamente cuando los humanos trajeron lobos del frío por primera vez y comenzó la evolución de lobo a perro, aunque algunas teorías apuntan a que fueron los cachorros de las manadas los que se acercaron a los humanos más jóvenes y entablaron relaciones amistosas con ellos. Desde entonces nos han acompañado, ya sea para cazar, protegernos o simplemente para dar un paseo por el parque.

Ahora bien, seguimos contando ciertas cosas sobre ellos que no son más que puras leyendas o invenciones, y aquí vamos a recopilar unas cuantas.

Un año de humano son siete de perro

En más de una ocasión, cuando hayas hablado con un colega que tiene perro (o quizá tú mismo), habréis intentado calcular la edad del animal en cuestión. ¿Cómo? Fácil, multiplicándola por siete. Vamos, que si tu mascota tiene dos años significa que ya está en plena adolescencia y si tiene 14 debería haberse jubilado. Sin embargo, en función de la raza, algunos viven más y otros menos (por ejemplo, un chihuahua puede llegar a los 20 años y es difícil que un mastín francés pase de los nueve, porque los pequeños viven más que los grandes). Por lo tanto, intentar pensar en tu perro de 15 años como un honorable anciano quizá te reconforte para pensar que ha tenido una vida larga, pero no es real.

Goofy y Pluto eran ambos perros

Si Goofy era un perro y Pluto también, y Pluto era la mascota de Mickey, mientras que Goofy era su amigo, ¿significa eso que hablamos de una forma perversa de esclavismo? ¿Ponen a prueba la teoría de la evolución?

Según la teoría de que un año humano son siete de perro, si tu mascota tiene dos años está en plena adolescencia y con 14 debería haberse jubilado

Lo cierto es que la vida no ha sido justa con Pluto, que vive en una perrera, frente a Goofy, que vive en un casoplón americano con su enfurruñado hijo adolescente. Según explican en ‘Mel Magazine‘, la pura realidad es que solo Pluto es un perro: el resto de animales de Walt Disney son seres antropomorfos con pinta de animales pero que, en realidad, son humanos. Así nos quedamos más tranquilos.

Los perros ven en blanco y negro

Algunas personas piensan que ven (y también sueñan) en blanco y negro, mientras que otras optan por creer que lo hacen en el mismo grado de colores que nosotros. En realidad, ni una ni otra. Según explica el psicólogo Stanley Coren en un reciente artículo publicado en ‘Psychology Today‘: “Muchas personas han malinterpretado que los canes son daltónicos y piensan que solo ven en escalas de gris. La verdad es que sí ven colores, pero los colores que ven no son tan vistosos ni variados como los que ven los humanos”.

Si Pluto era la mascota de Mickey, mientras que Goofy era su amigo, ¿hablamos de esclavismo? ¿Ponen a prueba la teoría de la evolución?

Ven el mundo en, básicamente, amarillo, azul y gris. Otros colores que nosotros distinguimos perfectamente, como el verde o el naranja, los ven amarillento, y también confunden el violeta como azul, así que no te molestes en comprarles un juguete rojo creyendo que llama su atención, porque no lo distinguirán.

Los perros odian a los carteros

Este es un mito antiguo como la humanidad misma. Igual que habrás escuchado que Hitler era un amante de los perros (su pastor alemán se llamaba Blondi, aunque acabó asesinándola poco antes de suicidarse), cuando piensas en un cartero no puedes evitar imaginarle corriendo mientras un perro furioso lo persigue.

En realidad, el mito se basa en una realidad: necesita proteger al líder de su manada (el dueño). Así que cuando ve que un desconocido se aproxima a su casa, simplemente hace lo que cree necesario para proteger.

Perros y gatos son enemigos naturales

Es verdad que tienen personalidades opuestas, mientras que el perro es amigable y piensa en ti como su mejor amigo, el gato permite que vivas con él mientras no interfieras en sus planes de conquistar el mundo. Sin embargo, pueden vivir juntos, lo que significa que no tienen por qué odiarse, todo depende de la educación que les des y cómo les guíes en sus primeros días de convivencia.

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Check Also
Close
Back to top button