Firmas

Procesos Políticos

Procesos políticos

Óscar Pineda

Tolerancia

Según el diccionario de la Real Academia de la Lengua Española (RAE), TOLERANCIA es el respeto a las ideas, creencias o prácticas de los demás cuando son diferentes o contrarias a las propias.

Es decir que podemos no estar de acuerdo con las creencias de alguien más, pero debemos respetarlas.

Dicho así suena muy bonito, pero la verdad es que muchas veces somos muy intolerantes, al grado de ofender y lastimar a las personas que están a nuestro alrededor, simplemente por que no coincidimos en la forma de pensar.

La mayoría de las veces la INTOLERANCIA va de la mano con la SOBERBIA y es que solemos pensar que si no es como nosotros decimos no está bien y no siempre es así.

Tenía una tía que era atea, sin embargo, cada vez que podía dedicaba tiempo a conversar con los misioneros cristianos que tocaban a su puerta.

Un día le pregunté por qué los recibía si ella no creía en las religiones y me contestó que la razón era porque esas personas pensaban diferente, pero merecían todo su respeto porque estaban tratando de llevar un mensaje de amor.

En el matrimonio, por ejemplo, es muy común que los problemas comiencen por la falta de TOLERANCIA de alguna de las partes o de los dos.

Supe de un caso de una mujer que se estaba divorciando y al exponer sus motivos dijo que el problema era que su marido nunca colocaba el tapón a la pasta dental y a ella eso le disgustaba más que nada en el mundo.

Cuantos disgustos se habrían ahorrado si el hombre se hubiera inventado un sistema para no olvidar poner el tapón a la pasta dental y si ella hubiera ponderado todas las cosas buenas que si hacía su marido y hubiera sido más tolerante.

No se diga la importancia que tiene la TOLERANCIA con LOS HIJOS, ah, pero qué difícil es a veces, sobre todo cuando le tocan a uno hijos inquietos.

Por experiencia creo que el miedo y el instinto de protección hacia los hijos nos hace ser menos tolerantes.

También es frecuente sentir miedo a no saber las respuestas hacia ciertas conductas de nuestros hijos y en lugar de ser TOLERANTES y buscar la manera de acercarnos para comprenderlos, terminamos cuestionando sus ideas y sus creencias.

Una forma efectiva para ser tolerante es aprender a escuchar y a observar. Escuche con atención y trate de entender lo que está pasando en la otra persona, de esa manera podrá generar empatía y le será más fácil tolerar.

Ahora bien, ser TOLERANTE no significa ser DEJADO o SUMISO. No se trata de agachar la cabeza o quedarse callado y nunca exponer sus puntos de vista.

En realidad de lo que se trata es de hacerlo con respeto y exigir, eso sí, que también usted sea tratado o tratada con respeto.

Como ya hemos dicho, la TOLERANCIA es fundamental en la vida de las personas. Una persona tolerante siempre será una persona más feliz.

POSDATA

Trate de ponerse en los zapatos del otro, eso le ayudará a ser más tolerante. Que Dios le bendiga y que tenga un fin de semana feliz.

Articulos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Le puede interesar
Close
Back to top button