¿Dónde están?Destacadas

Unidad canina buscará desaparecidos en cuerpos de agua de Tamaulipas

Perla Reséndez

VICTORIA, Tam.- En fechas próximas, la Comisión Estatal de Búsqueda de Personas de Tamaulipas, contará con una unidad acuática canina, que permita ampliar la búsqueda de personas desaparecidas en cuerpos de agua.

Para el Comisionado de Búsqueda en Tamaulipas, Jorge Ernesto Macías Espinosa, contar con perros de búsqueda acuática, permitirá ampliar las búsquedas que las unidades día a día lleva a cabo en todo el estado.

La búsqueda de personas desaparecidas en cuerpos de agua no es algo nuevo; de acuerdo con datos de la Fiscalía General de Justicia de Tamaulipas que respondió a dos solicitudes de información, en los últimos 11 años, se han recuperado 431 cadáveres en cuerpos de agua en Tamaulipas.

La Comisión Estatal de Búsqueda de Personas, creada por decreto y publicado en el Periódico Oficial del Estado el 23 de octubre del 2018, ha tenido un crecimiento en infraestructura y personal desde esa fecha.

Pasaron cuatro meses para que se designara a su titular, responsabilidad que recayó en Jorge Ernesto Macías Espinosa, quien fue designado comisionado en febrero del 2019.

La problemática de las desapariciones en Tamaulipas es conocida a nivel internacional, luego de lamentables situaciones como la ejecución de migrantes en San Fernando en 2010 y 2011, años en que se localizaron también fosas, entierros clandestinos que sumaron cientos de personas asesinadas.

La Comisión Nacional de Búsqueda, a cuenta al 26 de noviembre de este año de 12 mil 446 personas desaparecidas en Tamaulipas, ubicando a la entidad en el segundo lugar del país, sólo después de Jalisco que suma 15 mil 027 desaparecidos.

En los 11 meses de este año, ya se han realizado 230 acciones de búsqueda en campo en diferentes municipios de la entidad; donde no solo se han encontrado personas fallecidas y enterradas de manera clandestina o incineradas en otros puntos, donde se han encontrado tambos o cuartos o casas en ruinas, usados para tal fin.

Las búsquedas han arrojado resultados positivos de personas con reporte de desaparecidas, encontradas vivas y reintegradas a sus familiares; este año ya suman 174 personas localizadas con vida, señala Macías Espinosa.

El número de denuncias ya sea a través de denuncias ante la autoridad o vía redes sociales, de personas desaparecidas, prende las alarmas y obliga a buscar nuevas herramientas y tecnologías para continuar los trabajos de búsqueda.

Sin embargo, la búsqueda en cuerpos de agua es algo muy diferente que buscar en tierra, donde se cortan con machete plantas, ramas y se escarba en la tierra para encontrar algún indicio que permita sugerir que en ese lugar podría encontrarse una persona fallecida en calidad de desaparecida.

En los cuerpos de agua las condiciones son muy diferentes, ríos, lagunas, canales y presas tienen condiciones que requieren de personal especializado en la búsqueda de personas.

Lanchas, cámaras de pozo profundo, buzos profesionales, arqueólogos y antropólogos que cuenten con los conocimientos para poder extraer del agua los cadáveres o indicios que se encuentran en esos lugares y preservarlos para tomar las muestras necesarias para lograr identificarlas, son algunos requerimientos.

Así como hay perros que son adiestrados para ser capaces de rastrear el aroma de cadáveres en tierra, algunos son entrenados para rastrear estos aromas, pero en el agua.

El hallazgo de cadáveres en cuerpos de agua en Tamaulipas se ha presentado casi en todos los municipios, playas, lagunas, canales de aguas negras, ríos, cárcamos, canales de riego, norias, han servido de tumbas para cientos de personas.

En respuesta a dos solicitudes de información, la Fiscalía General de Justicia de Tamaulipas, hizo un recuento desde el 2014 al 2019 de los cadáveres que han sido recuperados en cuerpos de agua, contabilizando 431 personas fallecidas y localizadas.

En muchos casos, las búsquedas se llevaron a cabo, luego de tener conocimiento previo de que alguna persona se ahogó en algún lugar específico, pero en otras más, se dio con cadáveres al estar realizando búsquedas de personas desaparecidas cerca de cuerpos de agua o cuando los cuerpos flotaron.

De acuerdo con las respuestas de la dependencia responsable de la procuración de justicia en Tamaulipas, muchos de las personas fallecidas y localizadas en cuerpos de agua se logró identificar y entregar a sus familiares, aunque hay una cantidad considerable de personas a las que no se ha podido identificar y permanecen en calidad de desconocidos en fosas comunes.

Los datos dan cuenta de muchas personas que fallecieron accidentalmente al tratar de cruzar ríos o acudir a balnearios y morir ahogados, pero también hay personas fallecidas, encontradas en cuerpos de agua, que presentaban impactos de bala o heridas de armas blancas o golpes con objetos contundentes, es decir, serían asesinados y sus cuerpos arrojados de manera deliberada al agua, para tratar de ocultar el delito.

A cuatro años de su creación, la Comisión Estatal de Búsqueda de Personas, cuenta para la búsqueda de personas desaparecidas en cuerpos de agua con una lancha para este tipo de trabajos.

El Comisionado Ernesto Macías comenta que además tienen cámaras de pozo profundo que son usadas en este tipo de búsquedas, pero ahora van por más, pues los requerimientos de los trabajos de búsqueda y el impulso de las familias de desaparecidos, les requiere adquirir tecnología más especializada.

Aquí también se contempla fortalecer el personal y formar una unidad canina de búsqueda acuática, “se está viendo la forma para poder obtener perros de búsqueda acuática, no son muy comunes, pero aquí en el estado deberán de serlo próximamente, a raíz de que contamos con varios ríos, lagunas y lagos, pero ya están proyectados”.

Macías Espinosa reconoce que contar con una unidad canina acuática es ya una “necesidad” para la búsqueda de personas, luego que ya se han localizado cadáveres en cuerpos de agua.

“Definitivamente, a raíz de esto se ha visto la necesidad y ampliado la visión de implementar los horizontes en la búsqueda”, comenta el Comisionado que se ha ganado el respeto y aprecio de los colectivos, pues no es un funcionario de oficina, revisa las proyecciones que el área de análisis de contexto lleva a cabo y encabeza búsquedas en campo.

Pero ¿cómo hacen estos perros de búsqueda en agua para encontrar víctimas?, a lo que el Comisionado responde, “estos perros se activan para trabajar en la búsqueda acuática, nadan y hacen el rastreo de la persona, no es tan fácil como en otros canes que pierden el rastro en el agua, pero ellos están entrenados para esto”.

De acuerdo con algunas prácticas de estos perros entrenados para buscar personas fallecidas en el agua, los canes suben a una lancha y olfatean el aire, buscando el aroma que desprende un cadáver desde el fondo de un río o laguna.

Al localizar los aromas, que en muchas ocasiones ara los humanos son imperceptibles, los perros alertarán a su binomio humano para indicar el lugar de la búsqueda que los buzos deberán completar.

Al no contar con buzos propios, la Comisión Estatal de Búsqueda solicita el apoyo interinstitucional de la Secretaría de Marina destacamentada en Tamaulipas, que apoya en esta labor.

“Nos ha apoyado la Marina en la búsqueda, pero también el Instituto Nacional de Antropología e Historia”, ellos tienen buzos arqueólogos y antropólogos, y son con quienes nos hemos apoyado”.

En varias ocasiones, la Comisión Estatal de Búsqueda de Tamaulipas ha participado en la búsqueda de personas en presas; en diciembre del 2021, un paseo familiar se convirtió en tragedia cuando una lancha volcó en la presa Vicente Guerrero.

En la misma viajaban un padre y sus dos hijos menores de edad y su suegro, un adulto mayor; sin embargo, la embarcación se volteó, cayendo sus tripulantes al agua; como pudo el padre de familia llevó a la orilla a sus dos hijos, sin embargo, su suegro no pudo salvarse.

La familia permaneció en una isleta a la espera de ser rescatados, lo que ocurrió por la mañana del día siguiente cuando personal de la Secretaría de Marina que se integró a las labores de búsqueda, llegó y los rescató. El cuerpo del adulto mayor fue localizado flotando en las aguas frías de la presa.

El Comisionado de Búsqueda sabe que se requiere de un presupuesto robusto para fortalecer las acciones de búsqueda de personas desaparecidas en Tamaulipas; este año se aplicaron alrededor de 30 millones de pesos.

Sin embargo, si se quiere ampliar las búsquedas de campo, ahora también en agua, se requiere de un mayor presupuesto que les permita contar con lo necesario para ello y dar con aquellas personas que por diversas circunstancias aún yacen en el fondo de cuerpos de agua, a la espera de ser encontradas, darles nombre y rostro y volver con los suyos.

Articulos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button