DestacadasLocal

Turismo, el gran perdedor por el COVID-19

Perla Reséndez

VICTORIA, Tam.- Con una pérdida económica de más de 3 mil millones de pesos en los últimos meses a causa del COVID-19 y una reactivación lenta, Tamaulipas ya se prepara para lo que será la nueva realidad en materia turística.

En una charla con el periodista Miguel Domínguez, Director editorial de Grupo Expreso, el Secretario de Turismo, Fernando Olivera Rocha, explica el panorama que se vislumbra en Tamaulipas, en una de las actividades prioritarias para el estado.

“La contingencia COVID-19, a quien más afectó y está afectando es el turismo, Tamaulipas no es la excepción”, señala de entrada, recordando que en apenas tres meses, la conectividad aérea que se tenía a través de cinco aeropuertos, cayó un 96 por ciento.

“Hasta febrero del 2020, era de un promedio de 190 mil asientos disponibles al mes, en la suma de todas las frecuencias de los cinco aeropuertos; esta conectividad se redujo casi hasta el 96 por ciento durante los meses de abril, mayo y parte de junio”.

Aunque ahora se tiene un 17 por ciento de recuperación en este rubro, se perdieron 325 mil asientos disponibles, acumulados, durante la etapa del COVID.

“Aunque no recuperamos, en este momento, destinos como Nuevo Laredo, Matamoros o Victoria con vuelos diarios, ya tenemos actividad”, señala el titular de Turismo.

En cuando a hotelería, la caída de ocupación fue del 87 por ciento en promedio, “llegamos a caer a cifras de un dígito en abril y mayo en todas las plazas, en el orden del 7 y 9 por ciento de ocupación”.

Actualmente, la ocupación que ronda el 19 por ciento en las primeras tres semanas de junio, en que se permitió a los hoteles una ocupación de hasta el 50 por ciento, sin embargo, “la realidad es que no hemos llegado a ese porcentaje”, esto es, los hoteles no están logrando llenar ni al 20 por ciento su capacidad, en estos momentos.

Sobre el impacto económico que esta pandemia ha tenido para la entidad, olivera Rocha recuerda que el más importante se dio con la cancelación de la Semana Santa, que representaba una derrama de más de 3 mil 200 millones de pesos.

“Hoy tenemos un impacto que supera los 3 mil millones de pesos, en Inegi se da cuenta de 3 mil 200 empleos menos en actividades de hospedaje y alimentos y bebidas, en abril y mayo”.

Esta semana, el Comité Estatal de Seguridad en Salud, dio marcha atrás a la reapertura en seis municipios de la fase uno y se volvió al cierre de actividades no esenciales, incluidas las turísticas, debido al alto número de contagios.

“Hasta el 12 de julio, periodo que determinó la Secretaría de Salud, no podríamos pensar en la reactivación de los espacios públicos turísticos, como playas, balnearios, parques ecoturísticos, museos”, señala Olivera Rocha.

Se espera, que estas medidas, logren reducir la curva de contagios, para volver a realizar un nuevo intento de reactivación, de cara al periodo vacacional de verano “esperemos que el 15 de julio, sí mejora, pudiéramos tener una estrategia inmediata para la reactivación de espacios públicos, pero dependemos de la respuesta de Salud”.

La presencia del coronavirus SARS-CoV-2 que provoca el COVID-19, ha significado una nueva realidad para todas las actividades económicas, familiares y sociales; en materia turística, las empresas tienen que comprometerse a realizar buenas prácticas de higiene.

Para ello, la Secretaría de Turismo, promovió la constancia “SaniTam Pro”, que garantiza que los prestadores de servicios y empresas turísticas, no significan un riesgo para la salud de los turistas y visitantes, ya 200 empresas lo tienen y otras 300 están en vías de tener esta constancia, avalada por el Consejo Mundial de Viajes y Turismo (WTCC).

“En las encuestas del Observatorio Turístico, la gente está empezando a considerar viajar al destino que lleve a cabo prácticas de higiene y sanitización, lo revisamos con las tendencias globales y es una realidad, que la gente buscará espacios donde se sientan seguros en salud higiénica”.

Así, explica el funcionario estatal, con una población golpeada en el bolsillo por la pandemia, los viajes en la nueva realidad turística, serán cortos, cuatro a ocho horas y hasta de tres días, dos noches, prácticamente coincidiendo con un fin de semana largo.

“No se quieren mover demasiado lejos, por el miedo a contagiarse”, pero quieren distraerse, “lo que provoca que la estrategia de promoción y reactivación turística, sea de corto radio”.

Una promoción regional en el mismo estado, “Tamaulipas para los tamaulipecos”, pero también para otros mercados como Nuevo León, Coahuila, San Luis Potosí e incluso Puebla, Ciudad de México “y algo haremos en el Bajío que desde el verano pasado, tuvo el nueve por ciento de los vacacionistas”.

Conoce Tam, con frases como “haz turismo en tu tierra”, nace de ese primer enfoque de que los tamaulipecos se muevan por el estado, pero también de estados vecinos; por lo que ya se tiene una plataforma de Internet con 38 experiencias turísticas en 18 municipios del estado.

“Ya son 18 municipios con experiencia de cobertura turística, más los que se vayan sumando en los próximos días, que esperemos llegue a más de 100 experiencias en los próximos meses, que puedes elegir desde 4 horas hasta 3 días y dos noches, con precios económicos”.

PLAYAS DIVIDIDAS EN BLOQUES PARA UN MEJOR CONTROL DE LOS PASEANTES

La fama internacional que tienen las playas, especialmente Miramar en el sur del estado, es sin duda una de las primeras opciones en temporada vacacional y fines de semana largos en Tamaulipas.

Por ello, el Secretario de Turismo señala que ya se trabaja en una estrategia para contener la densidad de bañistas, especialmente en Miramar y La Pesca que son las de mayor afluencia, en tanto que las playas Tesoro, Barra del Tordo, Carbonera o Bagdad, tienen menos visitantes y capacidad suficiente para cumplir con la sana distancia.

“Estamos trabajando en una estrategia de planeación con el municipio y la Dirección de playas, y es un protocolo que vamos a replicar en todas las playas; vamos a generar bloques de aproximadamente 500 metros, en esta playa de 12 kilómetros”.

La estrategia, contempla que los paseantes accedan a la playa a través de filtros donde se tomará la temperatura, se verifica que lleven cubre bocas y se respete una sana distancia, por lo que se identificará cada bloque por colores.

“Los bloques con filtro, permitirán una densidad media baja; si cabían 5 mil personas antes, ahora sólo habrá 2 mil en cada bloque, que permitirá controlar la densidad y que asintomáticos puedan contagiar a otros, teniendo identificados a quienes están en cada bloque”.

“Los palaperos han accedido a eliminar 2 mil de las 5 mil palapas de la playa, para poder intercalar, una palapa, espacios, una palapa, con intervalos de seis metros entre cada una, con familias de seis a ocho personas máximo por palapa”, además que las actividades deportivas a la orilla del mar, no se permitirán.

Mientras, ya se prepara la estrategia del regreso, con mapas, letreros, señalizaciones, todo para cuando sea abierta, “en este momento, no se puede”, reitera el Secretario Olivera Rocha.

TURISMO EN CONTACTO CON LA NATURALEZA

La jornada de sana distancia, que en el caso de Tamaulipas, inició mucho antes que en el resto del país y que en estos momentos, mantiene a la entidad en color rojo, con restricciones para cualquier actividad que no sea esencial, ha servido para planear las nuevas formas de hacer turismo, una vez que se pueda hacerlo.

“La gente lo que quiere es ir a lugares que tengan menos densidad, menos aglomeración de personas y allí, los espacios naturales, se presentan como una excelente alternativa”.

Así, espacios como la Reserva Ecológica El Cielo, donde apenas este sábado, el gobernador entregó en el ejido San Carlos, 20 equipos para reactivar servicios como el de la tirolesa, que serán parte de los atractivos, como el senderismo, observación de aves, son una buena opción.

“La gente está yendo al Camino Real a Tula, están aprovechando porque es un camino abierto y la gente aprovecha estos espacios para poderse recrear; en Aldama, la zona del cenote, el Zacatal, es muy visitado y así diferentes espacios que serán parte de los recorridos”.

Las opciones que ofrece la entidad para el turismo son infinitas y serán alentadas, una vez que el semáforo estatal de salud, cambie. No solo las playas o los pueblos mágicos, serán opción, hay rutas, que no se han explotado tanto, debido al freno que la pandemia provocó.

“La misma Ruta del Mezcal, que nos lleva a campos magueyeros, para conocer el proceso de la destilación del maguey para el mezcal y campos de cítricos y son parte de la experiencia que estamos proponiendo”.

El titular de Turismo en el estado, reconoce que hay un interés de la misma comunidad por trabajar y promoverse de manera virtual, desde la proveeduría de insumos a restaurantes y hoteles, por lo que ya se busca que participen con las empresas establecidas.

Pero también, en la visita a través de los recorridos, para que la gente disfrute las actividades primarias, que son la actividad del campo, “pero también se aprovechen como las artesanías, gastronomía local y el recorrido en espacios rurales”.

En ambos sentidos, explicó, “vamos a ver un esfuerzo solidario en la actividad turística, no solamente de los lugares tradicionales, sino de otros lugares como lo veremos en “Conoce Tam””.

Articulos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button